P

alabra cuyo significado, si se aplicara en nuestras actividades cotidianas sería clave para  la armonía entre los seres humanos y si existe armonía, hay paz y con paz hay progreso y con el progreso tenemos bienestar para quienes compartimos la cotidianidad-

ANTIOQUIA TROPICAL CLUB manifiesta sus agradecimientos en primera instancia a sus asociados, quienes fueron los creadores de este club para su recreación, pero despojándose de egoísmo, permitieron que sus puertas se abrieran a quienes desean disfrutar de la tranquilidad, belleza y atractivos que ofrece este paradisiaco sitio.

Nuestros trabajadores constituyen otro pilar sobre el que se sostiene esta importante empresa, que en el año 2016 irradió para la región que lo rodea casi el billón de pesos en nómina, que nutrió económicamente muchos hogares de los municipios de Barbosa y Girardota principalmente. Nuestros proveedores, ah… importantes que han sido y son para nuestra Corporación, en ellos recae en muchas ocasiones las consecuencias de las dificultades financieras que en algunos momentos experimenta el Club, pero ellos con paciencia y sobre todo con la CONFIANZA que tienen en la Corporación Antioquia Trópical Club y sus dirigentes, nos han apoyado y no han permitido que nos falte la materia prima, para atender esa otra columna fundamental para la sostenibilidad de nuestra institución que son los clientes, ese conglomerado de personas naturales y jurídicas que utilizando las instalaciones de Antioquia Trópical Club nos suministran el dinero necesario para su funcionamiento. Y como somos una entidad sin ánimo de lucro, los recursos económicos que percibimos, cumplen su función y si un remanente queda se invierte en mejoras de este lugar, que hemos posesionado como el primero del norte del Valle de Aburra en atracción turística.

Ya lo celebramos y con muy buena programación, las pocas mamás socias que aceptaron la invitación del ATC, recibieron su regalo, degustaron delicioso almuerzo y disfrutaron una agradable tarde animada por diferentes artistas. Extrañamos a las que no vinieron, pero especialmente lamentamos la ausencia física de ADELA MONTOYA DE ORTIZ, porque espiritualmente estuvo con nosotros y materialmente con las madres empleadas del club a quienes como ha sido su costumbre les envió obsequios. A Dios gracias la salud de nuestra matrona que ya va para los 91 años está en recuperación y cualquiera de estos días la vemos disfrutando su amado club.

El domingo 18 de junio, ATC espera a los asociados que tienen el orgullo de ser padres para atenderlos, son los invitados especiales a esta buena fiesta que siempre hemos organizado por tan bello motivo.

Cuenta una historia que cuando dos mujeres que fueron llevadas ante el Rey Salomón porque ambas reclamaban a un mismo bebé como su hijo, el sabio monarca ordenó que la criatura fuera partida en dos y la mitad fuera para cada una. Pero una le suplicó que lo entregara intacto a la otra mujer, y así el rey determinó que ella era la madre y merecía tenerlo.

Las peleas por los hijos son hoy pan de cada día entre las parejas separadas que se disputan, entre otras, quién es el “dueño” de los hijos. Lo cruel es que en estos conflictos muchos padres sin saberlo “parten en dos” a los hijos con tal de perjudicar al otro, y en ese proceso destrozan a quienes más aman en la vida.

Lo usual en las separaciones es que el papá utilice el dinero como venganza, y no dé lo que le corresponde aportar. Así lo que logra es que sus hijos queden aún más solos porque, no solo ya no lo tienen a él a su lado, sino que además una mamá agobiada por sus problemas económicos no puede darles la presencia emocional que les urge.

Las mamás, a su vez, a menudo se vengan impidiendo que el papá esté con sus hijos para forzarlo a aportar lo que debe. Y así los convierten en un bien cuya compañía se alquila por un precio. Además, utilizarlos como chantaje para manipular a su papá es involucrarlos en una pelea que no es de ellos. Lo grave es que esta guerra destroza a los hijos.

Destroza su fe en los demás seres humanos porque será difícil confiar en alguien cuando las personas que más los aman los hieren con tal de saciar su sed de venganza.

Destrozan sus ilusiones sobre lo enriquecedor que puede ser casarse porque para ellos es una experiencia en la que cada uno no aporta su amor, sino su odio para acabar con el otro. Destrozan su esperanza en un mañana mejor porque cuando se crece en un hogar cargado de resentimiento va a ser difícil esperar que en el mundo exterior haya algo distinto.

Que la historia del rey Salomón nos sirva para darnos cuenta de que al darlo todo para salvar el bienestar de los hijos estamos salvando y preservando lo que más amamos en la vida.

(angelamarulanda@yahoo.com).

COLUMNISTA

ÁNGELA MARULANDA

PUBLICADO EL 10 DE ABRIL DE 2017

OPINIÓN

Ya conoces nuestra galería de arte

Reserva ya tu estadía con nosotros y conoce todo lo que Antioquia Tropical Club tiene para ti.

Recreación, diversión, entretenimiento, homenajes, cultura y arte; son solo algunos de los aspectos que tenemos destinados para ti.

Dejanos un comentario